lunes, 8 de septiembre de 2014

El banco de piedra de la Alameda.


¿Cuantos valencianos, se habrán sentado ahí desde su construcción?
PLA DEL REAL
Exposición.

Callejear por Valencia puede resultar algo fascinante, pero puede llegar el caso de que tus pies cansados te pidan una tregua…  Si por casualidad te encuentras por el Paseo de la Almadea, te invito a sentarte en un antiguo banco de piedra, que forma parte del pretil del rio, y mientras descansas te contare su historia.

El Paseo de la Alameda comenzó a utilizarse como un espacio público, por el siglo XVI, llamándose inicialmente El Prado. Fue durante el siglo XVII cuando se plantaron los álamos que dan nombre a este maltratado lugar de la ciudad de Valencia. – Hoy en día tan solo queda uno de ellos. -  También el lugar escogido donde se ubicaron los pabellones más importantes de la Exposición celebrada a principios del siglo XX.

La Alameda ha sido un paseo muy visitado por la burguesía valenciana durante los siglos XIX y XX, pero su apertura al tráfico rodado y el derrumbamiento de varios edificios emblemáticos, como caso del Palacio de Ripalda, han hecho perder a este paseo parte de su encanto.

Retomando de nuevo la historia, ese banco en que tú, callejero cansado, te tomas un respiro, seguramente desconocerás que va desde los jardines de Viveros hacía el Mar, que forma parte de la contención del río que protege de las avenidas de agua.  Y que hoy en día, está parcialmente destruido, por la construcción de varios puentes para que los coches crucen el río, es quizás uno de los más largos del mundo, estudiándose en los departamentos de urbanismo de diferentes universidades.

Sin duda, este viejo banco de piedra, es una joya de nuestra ciudad, una obra desconocida por muchos de nosotros, pero que tiene su importancia a nivel internacional, el banco de piedra del Paseo de la Alameda es una construcción histórica por su tremendo tamaño en lo que a longitud se refiere.  Que puede que sea uno de los más largos del mundo. Esperemos que se pueda conservar lo que queda de él, al menos como recuerdo de obras valencianas que han hecho historia.


Ahora que ya lo conoces y has descansado, callejero, es momento de continuar tu camino… 



2 comentarios:

  1. Precioso artículo que nuevamente nos ayuda a conocer más nuestra historia por muchos desconocida una de ellas yo pues no la conocía. Felicidades por éste bonito artículo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras Carmen. Un abrazo !

    ResponderEliminar