lunes, 22 de septiembre de 2014

Los leones guardianes de Monforte.


Escalera de los leones.
(fotografía de J.L. Aroca Hernández.)

Perdiéndote por las calles de esta gran ciudad, habrás llegado en alguna ocasión a un bello jardín vallado y custodiado de aspecto palaciego.

Rodeando la hermosa villa de campo, existen unas escalinatas que dan el acceso al Jardín de Monforte, las cuales están flanqueadas por dos leones de mármol blanco.

León de piedra de Monforte. 

Antes de ascender las escaleras, párate un instante ante su majestuosa y fría presencia, pues tienen una historia que contarte los guardianes de esa puerta. Ellos nacieron esculpidos por la mano de José Bellver en 1850 para que viajaran a Madrid y adornaran las escaleras del Congreso de los Diputados. 

Pero Madrid los hizo regresar de nuevo a Valencia, porque no les gustaban a los ciudadanos esos “perro rabiosos”. Lo que el Congreso buscaba eran unos leones que representaran: elegancia, fortaleza, fiereza…. Pero los diseñados por Bellver no eran así, tenían un aspecto infantil, como si fueran muñecos, que no dan miedo a nadie, de hecho son muchos los niños que han jugado a su lado en las escaleras.
Leones del Congreso de Diputados - Madrid.


En su lugar en Madrid, lo ocupan dos felinos de bronce, de mayor tamaño, obra del escultor Ponciano Ponzano, que no son tan fieros como parecen, pues a uno de ellos le faltan sus atributos masculinos, como lo hizó saber Canal Historia, y que se aofrecido a restaruar la “virilidad” al animal.  Estos leones se conocen en Madrid como Daoíz y Velarde, los cuales se fundieron con unos cañones provenientes de la batalla de Wad – Ras, donde el ejército español consiguió una gran victoria en marzo en 1860. Las armas se fundieron en la Maestranza de Sevilla y llegaron al Congreso en 1866. Esos leones si fueron aceptados por Madrid y que están custodiando la puerta del Congreso de Diputados desde 150 años.

Ahora callejero, ya puedes subir la escalera flanqueada por esta anécdota leonina y deleitarte con el jardín. 
                            ooOoo


Por si no os habéis dado cuenta este tipo de leones están inspirados en los leones orientales que podemos encontrar en los restaurantes chinos en Valencia. Esos animales son espíritus protectores tradicionales. El macho tiene la pata sobre una bola, y la hembra sobre un cachorro que parece aplastar.







2 comentarios:

  1. Unos leones que rechazaron por que buscarían agresividad y su reducido tamaño en las figuras.
    Por mi parte me alegro que fueran rechazados y así poder contemplarlos en los jardines de Monforte.
    Tenemos unos bien grandes en la Plaza del Ayuntamiento de color negro con otro aspecto que pasan desapercibidos a los viandantes.
    Atentamente: Un admirador.

    ResponderEliminar
  2. Así es amigo, quizas un día le dedique algo de tiempo a eso leones tambien.

    Que tengas un buen dia !

    ResponderEliminar