lunes, 3 de noviembre de 2014

La Almoina, callejeando por debajo de Valencia. (introducción)

Plaza de la Almoina en la actualidad
CIUTAT VELLA
La Seu

Callejeando por Valencia algún día habrás llegado a la denominada plaza de la Almoina. La Almoina -  en valenciano limosna - era una institución del medievo de carácter benéfico para los mas necesitados de la ciudad. Un antecesor de los actuales bancos de comida.  Este edificio dio nombre a la plaza.

El edificio de la Almoina



Tiempo después la demolición de los edificios que ocupaban ese espacio en la plaza dió lugar a un gran solar, donde hoy en día se encuentra el lucernario que cubre los restos arqueológicos hallados en las excavaciones  entre los años 1985 y 2005. El subsuelo arqueológico ocupa una superficie de 2.500 m2 y conserva vestigios que van desde el siglo II ac (época romána) hasta el siglo XIV (época medieval). 


Dado a la gran cantidad de restos encontrados de los fue la ciudad de Valentia, se decidió conservarlos in situ, construyendo un moderno complejo museitisco en el subsuelo de la ciudad. Para dotar de luz natural al museo de ideo un ingenioso lunernario, un estanque de agua de fondo de cristal, poco profundo, por el cual en los días luminosos el sol atraviesa el agua y el cristal provocando juegos de reflejos acuáticos, sobre las ruinas de las antiguas termas romanas. 


El lucernario desde el interior del museo. 

 En el interior de la arquitectura arquitectónica, permite al callejero tener contacto visual directo con las antiguas calles de la Valencia romana. mediante ventanas arqueológicas  y gracias a la incorporación de nuevas tecnologías se favorece el dialogo con los restos y el entorno.

Muestra de ventana arqueologica, con restos humanos.
(En la próxima entrada contare su historia)
En el Centre Arqueològic L´Almoina, es un lugar perfecto para pasear por la historia de Valencia. Podemos encontrar el pozo de fundación, donde los antiguos romanos lanzaron ritualmente los restos del banquete al celebrar la creación de la ciudad de Valentia en 138 a.C Podemos observar como fue evolucionando la ciudad desde sus orígenes hasta la época de Jaime I: la primera ciudad romana, la Valentia Imperial, la Catedral Visigoda, el Alcázar Islámico... 

La Plaza de la Almoina en el pasado fue el lugar elegido por estas tres culturas: romana, cristiana e islámica, para situar su centro político, religioso y civico. 

Sin lugar a dudas, este centro arqueológico es un gran proyecto, un espacio patrimonial, que junto a la incorporación de las tecnologías modernas nos muestra los vestigios del pasado de Valencia.

Las antiguas ruinas vuelven a la vida,
a través de las imágenes digitalizadas de las pantallas

(Continuará...)


No hay comentarios:

Publicar un comentario