viernes, 16 de septiembre de 2016

EL ENSANCHE: la modernidad llegó a Valencia. (Distritos de la ciudad # 2)

Estación del Norte, la entrada a la modernidad valenciana.
Ensanche (Eixample en valenciano) es el nombre con el cual se conoce el Distrito nº 2 de la ciudad de Valencia. Se encuentra limitado al norte con el de Ciutat Vella, al este con El Pla del Real, al sur con Quatre Carreres y al oeste con Extramuros.En el podemos recorrer los barrios de Rufaza, El Pla del Remei y Gran Via.

Plano de Valencia, pintada la zona que abarca el Ensanche.
Elaboración: Isabel Balensiya.  
La historia de este distrito surgió en el siglo XIX, cuando el perímetro de la ciudad se limitaba todavía a la ciudad de intramuros y algunas huertas y arrabales que la rodeaban, Valencia había llegado ya a los 100.000 habitantes y los valencianos se ahogaban en el cinturón de murallas y en la antigüedad, querían la modernidad que llegó a Valencia por la zona sur a través de la inauguración de la Estación del Norte en el Huerto de San Francisco en 1852 y el traslado del Ayuntamiento desde el actual Palau de la Generalitat al actual edificio. Todas estas “modernidades” supusieron un cambio de mentalidad en los valencianos proporcionándoles las primeras ideas de ensanchar la ciudad y fue en 1858 cuando se redactó El Plan de Ensanche de la ciudad de Valencia, el cual tardó en realizarse, pero sí que se iniciarían las obras de derribo de las murallas medievales en 1865.

Proyecto  General del Ensanche de la Ciudad de Valencia (1858)

Tambien a consecuencia de dicho plan, se publicaría la 1ª Ley de Ensache en 1864, y en 1867 surgiría el Reglamento. 

Finalmente en 1876 es cuando se decidió definitivamente poner en marcha este plan de reforma de la ciudad, donde el Ayuntamiento compondría la Comisión de Ensanche, según el art.10 de la Ley de Ensanche de Poblaciones.  Fue un proyecto de larga duración hasta la aprobación en 1887, donde se unió a Valencia con el municipio de Ruzafa, convirtiéndose en un barrio más de la ciudad.

Esto fue una reforma de cambio, en aires de modernidad que realizaron nuestros antepasados, para la mejora de la ciudad de Valencia, pero una ciudad como es la nuestra, tiene un alma viva, cubierta de una piel de asfalto y piedra en donde el paso del tiempo le deja cicatrices que se pueden ver en su mapa, y es por eso, que os invito a que cojáis el mapa de Valencia y observeis en el, o recorriéndola por sus calles, que el Ensanche es una trama de calles organizadas, dejando a tras las tortuosas calles medievales, ahora son manzanas cuadradas, con chaflanes en sus vértices, grandes cruces que comunican esas calles, llenas de edificios señoriales decimonónicos, pero que entre ellos, y Ciutat Vella hay una marca, la marca de lo que fueron las murallas de la ciudad, que siempre quedaran en recuerdo en Valencia.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario