jueves, 10 de noviembre de 2016

Pedro III “El Grande” (Reyes de Valencia #2)

Pedro III "El Grande".
 Retrato imaginario por Manuel Aguirre y Monsalbe. 1854.
(Diputación Provincial de Zaragoza)

(verano de 1240 - 10 noviembre de 1285)
Hijo del rey Jaime I y su segunda esposa Doña Violante de Hungria, nació en el verano de 1240, quien reinaría en Valencia con el nombre de Pedro I de Valencia y III de Aragón y el sobrenombre de “El Grande”. En 1262 contrajo matrimonio con Constanza, hija de Manfredo y nieta del Emperador Federico II de Sicilia.

El 21 de julio de 1276, el rey Jaime I, viejo y enfermo de muerte – fallecería el 27 de aquel mes – estando en Alcira, abdica en D. Pedro, quien es coronado en Zaragoza en 1278 como Pedro I de Valencia y III de Aragón.

"Últimos momentos del rey don Jaime I el Conquistador en el acto de entregar su espada a su hijo don Pedro"
Obra de Ignacio Pinazo Camarlench - Museo del Prado (Madrid)

En 1265 Carlos de Anjou el llamado “sin merced” había sido coronado Rey de Nápoles y atacó Sicilia, derrotando a Federico II y a su Hijo Manfredo, haciéndoles decapitar y coronándose Rey, hasta que en 1282, a instancias de Juan  de Procida y otros caballeros sicilianos, sabedores de los derechos de doña Constanza a dicho reino, instaron a Pedro I para que los liberase de la tiranía de Anjou.

El 29 de agosto desembarca en Trapani, al día siguiente entre en Palermo aclamado por la muchedumbre, y el 8 de septiembre es proclamado Rey de Sicilia. Esto enfadó al Papa Martín IV, al rey Felipe de Francia y al señorío feudal del Alto Aragón y Cataluña, así como a su hermano D. Jaime , Rey de Mallorca, y “había que cortar las alas al águila”, fue excomulgado por el Papa Martín IV y combatido a sangre y fuego  por el ejército francés, invistiendo como señor de nuestros reinos  a Carlos de Anjou.

Pedro I refugiándose en su Valencia nativa y desde aquí, apoyado incondicionalmente por el pueblo y la nobleza armando hasta a los moros – que de esa manera redimían su cautiverio – empezó la batalla definitiva que habría de darle el sobrenombre de “El Grande” y costaría la vida a los protagonistas principales: Carlos de Anjou, que moriría en el verano de 1285, el rey Felipe de Francia, que murió derrotado en los sitios de Gerona en septiembre de 1285, y Pedro I El Grande , que moría el 10 de noviembre de aquel año, en Villafranca del Penedés, enfermo a consecuencia de esta serie de batallas, y por una neumonía que no pudo curar el célebre sabio Arnau de Vilanova, tras pedir perdón a Dios por sus pecados y mandar dar libertad a los prisioneros.


Llibre del Consolat del Mar 
En las Cortes de Valencia de 1238, Pedro El Grande se obligó a no imponer ningún tributo más y otorgó  el privilegio de elegir  dos cónsules de mar, según  las viejas costumbres marítimas. Por el nació el Consolat del Mar  50 años antes que en Mallorca y Barcelona.


Aparte de sus hechos de armas, su gobierno de Valencia se caracterizó por su sentido social al dar hegemonía en el Consejo al brazo ciudadano, al conceder pragmáticas de creación de nuevos oficios y fomentar la asociación de menestrales. Aún infante, fustigó al feudalismo y aconsejó  al Rey en sentido proteccionista de comercio y la industria, culminando su reinado con una magna empresa: la conquista de Sicilia que llevó a la Corona de Aragón a la plenitud de su poderío exterior y al dominio del Mediterráneo.


Pedro el Grande, que también destacó como poeta, fue un monarca de gigantesca personalidad, que atesoraba todas las virtudes de la época.

A Pedro I le sucedió Jaime II de Valencia y Aragón, llamado “El Justo”.

En nuestra ciudad tiene una calle dedicada en su honor.

Ubicación en el mapa de la calle dedicada al monarca. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario