lunes, 14 de noviembre de 2016

El viejo Almez del botánico (árboles extraordinarios #3)


El Almez del bótanico.
Fotografía Isabel Balensiya 
EXTRAMUROS
Botánico

Callejero regresando a casa por la calle Quart la mirada curiosa se gira a un lado para observar el interior del zaguán del Jardín Botánico donde destaca en el vestíbulo la pequeña zona ajardinada que se dejó para que siguiera engrosando y creciendo el tronco de uno de los árboles más extraordinarios de Valencia.


Fotografía J. Luis Vila Castañer. 
Se trata de un Almez *(Celtis Australis) un árbol con carácter fuerte y cuyo tronco suele bifurcarse en ramas que acaban en una copa ancha de forma redonda y de hoja caduca que florece en pequeñas florecillas amarillas. En la naturaleza suele nacer en solitario en lugares frescos e húmedos llegando a aguantar 5 siglos, lo que es muy fácil que llegue a cumplirlos ya que se acostumbra a la polución urbana y no suele enfermarse con plagas.







Detalle del salto arquitectonico que se
procedió a realizar para su conservación.
Fotografía J. Luis Vila Castañer 
Nuestro extraordinario ejemplar en el en el Jardín Bótanico de Valencia, tiene 80 años, el cual ha crecido durante estos años inclinándose para encontrar más luz salvando los obstáculos arquitectónicos, ya que – afortunadamente - fue respetado durante la remodelación del edificio principal adaptándose la configuración arquitectónica para no dañarlo en ningún momento, según comentó el director del jardín, Antonio Aguilella, como  símbolo del antiguo paisaje rural en Valencia, ya que los antiguos valencianos les gustaban plantarlos en sus alquerías, bien para darles sombra en sus descansos estivales, bien como para aprovechar su madera para construcción de herramientas de agricultura.

Sin duda este árbol representa un símbolo más en nuestro legado patrimonial natural, que con orgullo todas las mañanas extenderá sus ramas en revindicando que aún existe, y que por mucho que se construya, la Naturaleza siempre será la dueña de la tierra.

Fotografía de Antonio Marín

El fuerte tronco del árbol.
Fotografía: La tabla. 
El Almez sobresaliendo por encima del edificio de investigación del Jardín.
Fotografía: Archivo Campanario de San Sebastían de Mestres Campaners.
Autor: R. Rubio 
Visión del Almez (derecha) entre los antiguos edificios del bótanico. (1960)
Fotografía: Archivo Campanario de San Sebastían de Mestres Campaners.

 *(Celtis Australis) Celtis es el nombre por el cual los griegos lo conocían, y Australis significa “sur” en honor a su procedencia al sur del mediterráneo. El nombre por el cual lo conocemos nosotros procede de nuestros antepasados musulmanes Al-mais.


Todas las entradas de los árboles extraordinarios de Valencia, se las dedico a mi abuela, quien me enseño la afición por la jardinería, y el gusto por los árboles contándome las historias y nombres de todos ellos junto el de las flores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario