lunes, 5 de diciembre de 2016

Las Naranjas (Nuestra gastronomía #1)


Las naranjas desde la época islámica han sido consideradas como joyas vegetales. Su flor muy apreciada por los perfumistas árabes y el naranjo tuvo siempre un lugar de honor en los jardines de sus palacios y sus mezquitas, perfumando las noches creando un ambiente como surgido de las Mil y una noches. 

Patio de los Naranjos  (Sevilla)

Matricula de un vehiculo de Florida,
donde aparecen las Naranjas. 
Era la protagonista la naranja amarga, hasta que en el siglo XV la naranja dulce pasó a ser objeto de comercio y exportación al reino de Navarra. Colón las llevó a América, expandiéndose por las regiones de Florida y California.

Se convirtió en un dulce y jugoso emblema de nuestra ciudad, que llegó con éxito al mundo del Arte, donde aparecía en las manos de los mercaderes valencianos, personajes de las comedias de Lope de Vega, que regalaban a las autoridades según dictaban los guiones. 

Lope de Vega, haciendo helado de naranja, con zumo con nieve.
Escena de la película "Lope" dirigida por Andrucha Waddington (2010 ) 

Los naranjos no solo decoraban los jardines con su denso follaje verde brillante, sus perfumadas flores de azahar, sino que llamaban la atención sus frutos naranjas, que por belleza plástica y cromatísmo han llevado a muchos pintores plasmarla en sus cuadros, ya fuera en bodegones, en canastas, en racimos o incluso en huertos completos.
El Vendedor de Naranjas - Joaquín Sorolla y Bastida.

Entre naranjos - Joaquin Sorolla y Bastida 

Los valencianos hemos amado a la naranja, hasta tenerle cierto punto de veneración, razón por la cual se conserva en la iglesia de Olocau del Rey, Castellón, una talla del siglo XIV de la Virgen de la Naranja.

Virgen de la Naranja.
Olocau del Rei (Castellón)

Pero no solo ha habido invocación religiosa a la fruta, sino también arquitectónica como podemos contemplar en nuestra ciudad todos los días en el Mercado de Colón una obra del arquitecto Francisco de Mora Berenguer, donde aparecen representadas junto a mujeres valencianas en los mosaicos de Mongrell. Y también nos dan la bienvenida al entrar a la ciudad en la Estación del Norte, obra del famoso arquitecto Demetrio Ribes. 

Detalle del Mercado de Colón
Fotografía: Tono Gimenez. 
Mosaico de la Estación del Norte.
fotografía: Isabel Balensiya
Fachada de la Estación del Norte. Fotografía Isabel Balensiya. 

Ya llega diciembre, callejero, y Valencia se llena de naranjas…

Valencia 

Aquí todo el año entero

parece sereno abril,

pues tenéis árboles mil
más copiosos por enero;
allá crisola el setiembre 
todo lo que mayo muda;
pues pregúntale si suda
al escarchado diciembre.
Sin duda que aquesta tierra
debe ser paraíso
donde el cielo, en parte, quiso
mostrar el poder que encierra. 


(Félix Lope de Vega. 1590)


Komorebi entre naranjos, en el jardín de San Agustín.
Fotografía: J. Luis Vila Castañer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario