lunes, 27 de octubre de 2014

La Estrella de la Catedral de Valencia (la Valencia oculta #1 )


Estrella de David de 6.45 metros de diámetro.
 Este rosetón tuvo que ser prácticamente reconstruido en 1960
 ya que había sido seriamente afectado por el mal de la piedra.

Callejero seguramente habrás podido observar que nuestra Catedral, tambien tiene la estrella de los judios igual que en la de Palma o la de Burgos. Al contemplarla quizás has llegado a pensar el motivo por el cual un emblema "judio" esta representado con un gran tamaño en un templo cristiano. Tal vez algún pícaro guía turístico te habrá dicho que fue un guiño que hizo un grupo de canteros judíos para reivindicar su procedencia, o que incluso es porque Cristo era judío.

Así que te invito a sentarte en los bancos de la Casa Vestuario y mientras observar la vidriera te contare la historia que escode.

La estrella de David, es un antiguo símbolo que consiste en dos triángulos equiláteros entrecruzados o superpuestos, que forman una estrella de seis puntas. También se le conoce como Hexagrama o sello de Salón, pero no es solo un símbolo judío como la mayoría de las personas conocen. Es más dentro de la comunidad judía reconocen que este símbolo antes pertenecía a otras culturas las cuales les daban un uso tanto decorativo como de talismán protector.

Los orígenes de este símbolo son bastante confusos, algunos dicen que se remontan al Antiguo Egipto, o incluso también se dice que fue usado como representación judía en el siglo VII a. C como emblema de unas de las familias de Sidón – una importante ciudad fenicia – en el actual Líbano.

En época musulmana, el hexagrama era conocido como sello de Salomón – Khatam Suleiman – atribuyéndose como indica su nombre al mítico rey Salomón del cual contaban que tenía un anillo mágico con ese símbolo en su interior y que simbolizaba el nombre secreto de Dios y mediante el cual podía gobernar sobre los demonios. Razón por la cual durante el medievo se utilizó como amuleto para alejar los malos espíritus y los demonios siendo común encontrarlo con una estrella inscrita en un círculo grabada en los marcos o los dinteles de las puertas de las entradas a las viviendas.

En Europa se fue extendiendo, utilizando también en la alquimia como un emblema protector del fuego y del agua, no estaba relacionado con ninguna religión en concreto, en cambio en la masonería era frecuente encontrarlo.
 

En el siglo XIX se introdujo en la sinagogas y objetos de culto relacionados con el judaísmo, en el año 1890 es cuando oficialmente la Estrella de David es el emblema distintivo del pueblo judío en el intento de crear el estado nacional judío en Palestina. Durante el holocausto, los nazis obligarían a los judíos a usar el símbolo en color amarillo en su ropa para marcarlos de forma humillante. Finalmente en 1948 mucho después de la guerra, cuando este emblema paso a ser la bandera de Israel como símbolo de honor, orgullo, respeto y unidad del pueblo judío.



Igual que sus orígenes, es también es incierto el significado de su representación en las catedrales, pero interpretación más común es que ese el símbolo de Jesús, el Mesías, descendiente de la casa de David. Esto es solo en la versión cristiana, en el hinduismo es llama Shatkona, es un mándala de los dioses Shiva – espacio, espíritu – y Shakti – tiempo, materia – que lo podemos encontrar en los viejos templos del sur de la India. Los dos triángulos significa que Dios no es ni hombre ni mujer, sino es un estado de meditación, donde hay un equilibrio perfecto entre el ser humano y la divinidad y que si se mantiene dan lugar al Nirvana.
Como Sello del Rey Salomón, representa la facultad de distinguir moralmente entre el bien y el mal, para poder gobernar con justicia y paz, significa la sabiduría sobrehumana y el gobierno por gracia divina.

En el Cábala, los seis espacios de la estrella representa el poder absoluto de Dios sobre todas las direcciones: arriba, abajo, este, oeste, sur y norte. Siendo el Centro la unión de todos. Representando la dualidad interna del ser humano y los eternos opuestos, la naturaleza dual del bien y del mal, el campo espiritual y el físico, el cielo y la tierra.

En el mundo judío, representa la relación entre Dios y el hombre. La estrella apuntando hacia arriba representa a Dios, y la estrella hacia abajo representa a las personas en la tierra. Los seis lados y el centro representa a los seis días de trabajo y el hexágono en el centro representa el sábado, el día de reposo. Así mismo los doce lados resultantes de los triángulos entrecruzados son las Doce Tribus de Israel. 

La Estrella de David los triángulos hacía arriba representan el sol, el fuego, la energía masculina, mientras el que apunta abajo representa la luna, el agua, la energía femenina. Creando una energía armónica única que hace que la naturaleza cósmica completamente equilibrada.

Así pues todo los significados, como se pueden apreciar se parecen mucho en el sentido principal, representa la eterna dualidad de los polos opuestos: lo lleno y lo vacío, lo masculino y lo femenino, lo arriba y abajo, lo frio y lo caliente, la vida y la muerta, la vigilia y el sueño, el cielo y la tierra, el hombre y la mujer, intuición y razón, conocimiento e ignorancia, positivo y negativo… Sería una representación de complementación de las energías opuesta, algo muy similar al yin y yang.

Así que cada vez que pases por ahí, levanta la cabeza observándolo y recuerda lo que nos quiere decir ese símbolo que forma esa hermosa vidriera: “No hay luz sin oscuridad, no hay bien sin mal.”

2 comentarios:

  1. Siempre me ha llamado la atención esta estrella de David gigante en la Catedral, de hecho siempre que paso con alguien se la hago notar. Me encantan este tipo de curiosidades, de hecho encuentro tu blog muy interesante (llegué aquí buscando la gatera de la calle del museo), seguro que seguiré leyendo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Therwis: muchas gracias por leer mi blog. Y sobretodo comentarios como el tuyo, hace que me anime a escribir mas historias. Un saludo.

      Eliminar