lunes, 20 de octubre de 2014

" LUCE "



Seguramente callejeando por Valencia, 
habrás podido ver que en paredes, farolas, puertas, suelos, y en cualquier superficie posible aparece una engimatica palabra LUCE.
 Muchos de nosotros ya nos hemos acostumbrado a leer eso vocablo en las calles de Valencia. Pero... ¿Que se mensaje se esconde detras de esas cuatro famosas letras ?¿Quien está detras de él? ¿A quién va dirigido?


Es obra de un graffitero valenciano, que según se dice es la combinación de letras a través de una variación de su nombre propio.  Según él, no se considera graffitero, sino mas bien una especie de escritor, una persona que escribe unas letras para que sus espectadores reflexionen al leer la palabra. 

Pero hace ya un tiempo, que LUCE no se conforma por mostrar su obra en las calles de la ciudad, sino tambien en galerias. La primera vez en la galeria Kessler Battaglia, y antes fue en una exposicion en Vava Gallery en Madrid.  



Exposición colectiva en Vava Gallery (Madrid, 2012)


Actualmente pretende enriquecer el 'lucismo', que consiste en mobiliario formado por sus cuatro letras, todas desarrolladas en torno a sillas y escaleras en las que está inscrito el  término LUCE.  
 Un ejemplo lo encontramos en la  escalera cuyos peldaños son las cuatro famosas letras atravesadas por una cuerda, y que aparecía colgada en el techo. Rememora la infancia del artista al evocar las escaleras de las cabañas en árboles. Aún así su lugar favorito para mostrar su obra es la calle, donde todo comenzó. Las primeras letras eran a gran tamaño y visibles, luego las a reducido sin resultar agresivas y colocandolas en lugares discretos.



 En la actualidad son muchos los que conocen su palabra, por eso juega con su publico, suprimiendo, girando o haciendo variaciones del nombre, pero conservando la misma esencia de LUCE que cuando empezó hace ocho años.

 Desde entonces se diferenció por escribir letras mas sencillas, que el resto de graffiteros. Utiliza plantillas de madera, donde un día, dio con la clave al fabricar una L con la que generar el resto de letras, luego experimentó con usar un palé para formar su nombre. Más tarde probó en colocar las letras de madera sobre puertas con clavos y martillos. Poco a poco estas dimensiones pasaron a formar parte de sus piezas. Consiguiendo una buena acogida. 



Actualmente los valencianos estamos acostumbrados a encontrarnos con esta palabra, cuatro letras, que ya forman parte del urbanismo de nuestra ciudad, y que quizás le den a Valencia, un poco mas de esa magia que "luce" en sus calles. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario