lunes, 23 de febrero de 2015

La fuente del llaurador valencià (Fuentes de Valencia # 6 )


La graciosa fuente al anónimo huertano valenciano


Recorriendo la Gran Vía del Marqués del Túria en uno de los tramos ajardinados, entre el constante ronroneo de los motores de los coches que cruzan la larga travesía nos llega a nosotros el rumor refrescante de una fuente, casi imperceptible que nos parece una ensoñación. Se trata de la pequeña alberca que se colocó en 1931, en tiempos de la II República Española, en cuyo centro se levanta un monumento, una estatua conmemorativa al labrador valenciano “llaurador valencià” esculpida en piedra por Carmelo Vicente Suria (1890 -1957).  Esta realizada una medida un poco menor que el natural, donde muestra fielmente a un hombre vestido de huertano valenciano con las tradicionales alpargatas, calzón corto, camisa que deja el pecho descubierto, faja a la cintura y la cabeza cubierta por la clásica barretina. Lleva la azada al hombre y sobre la espalda una vistosa manta que llega hasta el suelo.  

En la parte delantera del pedestal, el escudo de la ciudad sin corona y una inscripción “Any 1931. La ciutat de València, al llaurador valencià.” Dentras aparacen unos versos del poeta valenciano Teodoro Llorente << … sobri, sofrint, lleuger, for i lleal el que en l´aspre guaret clava la rella, i obri a l´aigua corrent fonda canal…>> En otro de sus lados unas lineas de Vicente Blasco Ibañez << Cuando toda la huerta dormia aún, ya estaba a la indecisa claridad del amanecer, arañando sus tierras queridas.>>


Detalle sencillo que pasa desapercibido en la ciudad, y que representa a quienes con su afanosa labor, proporcionó de alimentos a nuestra ciudad de manera humilde, un pequeño recuerdo  del antiguo trabajo en la huerta, la cual fue el orgullo de nuestra tierra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario