jueves, 12 de marzo de 2015

La Finca Roja (Edificios históricos de Valencia # 1)

La Finca RojaFotografía: J.Luis Vila Castañer.

Puede que un día callejero hayas querido salir más allá del límite donde antes estaban al antiguas murallas, la zona conocida como extramuros, encontrándote en una de sus calles, del barrio de Arrancapins, un llamativo edificio de color rojizo, es lo que se denomina la Finca Roja, conocida también como casa – colmena. Se construyó entre 1929 y 1933, fue diseñada la finca por el arquitecto Enrique Viedma, siendo los contratistas José Valera y Federico Ferrando.

La Finca Roja surgió de la creación de un grupo de viviendas obreras para la zona del ensanche burgués. El edificio fue presentado en 1929 al concurso de la Caja de Previsión Social del Reino de Valencia, el cual estaba destinado a la construcción de viviendas para obreros acogiéndose a la ley de Casas Baratas de 1925.






El arquitecto Viedma diseñó la Finca Roja, componiéndola de una planta baja y cinco pisos. Utilizó hormigón armado, tanto en los cimientos como en la estructura, resolviendo esta última mediante  nervios y brochales combinados perpendiculares para resolver las irregularidades provocadas por los patios de luces, las escaleras y los triángulos de los chaflanes. El nombre la Finca Roja, viene del color del ladrillo de la fábrica, sobre zócalo de piedra de Godella, con el que arranca a nivel de calle. El ladrillo es la fábrica de Bonet Trenco.


Detalle de la fachada Fotografía: J.Luis Vila Castañer.


La cubierta esta diferenciada por cuatro tipos: de teja, de azulejo, cubiertas planas transitables y no transitables. Las de teja son de doble pendiente y se localizan en el contorno exterior del edificio, por encima de la última cornisa. La vertiente visible desde la calle, casi vertical, las cubiertas de azulejos, de forma abovedada donde están los miradores de la fachada exterior como las terminaciones de los torreones.


Vista aérea de las cubiertas del tejado

 Los ladrillos de cerámica vidriada son verdes y contrastan con el ladrillo rojo de la fachada, las cubiertas planas transitables se accede desde los pasillos de servicio de los trasteros y desembocan las chimeneas, las cuales están en pendiente para evitar embozos. Las cubiertas planas no transitables se ubican sobre los casetones de las escaleras, sobre la zona de los devanes y sobre los miradores de las fachadas interiores, están acabados en pavimento de baldosa cerámica.

La Finca Roja es sin duda un gran edificio el cual alberga 378 viviendas, en catorce patios, con pisos de 100 metros cuadrados, y los cuatro patios de los chaflanes con pisos mas grandes. La ultima planta es abuhardillada. Todos los zaguanes comunican las calle con el jardin interior muy amplio y pavimentado con losas de mármol. 

El Jardín de la Finca RojaFotografía: J.Luis Vila Castañer.

Finalmente cabe destacar es la fraternidad de los vecinos, que de vez en cuando y si es posible los jueves, se reúnen los "fincarrojenses"  se trata los inquilinos que habitan la finca, se reúnen para almorzar y especialmente recordar hechos pasados y presente. Amigos de casi toda la vida, hablan de juegos de cuando eran niños en el jardín de la Finca Roja. Amistades que en ocasiones llevaron hasta el altar creando matrimonios que habitarían juntos el edificio renovando las familias, y coleccionando nuevas historias que contar en estas reuniones.

Las reuniones de los vecinos de la finca roja
- fotografías de José Luis Vila Castañer - 


1 comentario:

  1. me encantaba,esa finca,yo vivia en marva,8,y conoci a amigos,que luego se convirtieron en familia.

    ResponderEliminar