domingo, 9 de octubre de 2016

LA REAL SENYERA DE VALENCIA: los colores heráldicos. (Esencias de Valencia #3)

<< Quatre barres d´or i sang formen la meua Senyera.
El blau del cel l´acompanya
quan orgullosa s´acosta a la batalla.  >>

El origen de las barras de Aragón no está en la fantástica leyenda contada entorno a Wilfredo el velloso, donde antes de morir y con los dedos manchados de su propia sangre tocó su escudo quedando pintadas las cuatro barras, que luego dirían que era la enseña de Aragón.

Pintura temática de la leyenda de las cuatro barras.

Guardia suizo del Vaticano
Sino en los colores heráldico del Vaticano, ya que hasta el siglo XIX el gonfalone de la Iglesia estaba formad por los colores rojo y amarillo, y la Corona de Aragón tenía buenas relaciones con el papado, utilizó las barras de oro y púrpura, el águila y la mitra como símbolos heráldicos, los cuales fueron relegados a partir de Concilio de Trento y sustituidos  por las llaves de Pedro y la tiara pontificia.
Los reyes de Aragón tenían el título de abanderados del Papa y así entraron los colores rojo y amarillo en la heráldica de la Corona de Aragón.
Más tarde la heráldica vaticana introdujo un nuevo color en su heráldica, el azul, entre los colores rojo y amarillo, color que llevaron hasta en sus trajes los guardias suizos del Vaticano. No descartan los historiadores lo del azul fuera por influencia de la Corona de Aragón, con la que tenían muy buena relación.

Los colores fueron estos hasta el siglo XIX que cambió su color fuerte, el rojo por el blanco, para diferenciarse de cualquier otra bandera del mundo.

Restauración de la Real Senyera en 2008
Quizás el motivo en el que nuestros antepasados eligieran el color azul, para nuestra bandera, no era solo por ser otro color vaticano, sino que era el que mayor armonía le encontraban con el oro de la corona, la cual se bordaba y era costosa de hacer tal filigrana de forma artesanal. Por lo tanto es de entender que utilizaran la franja azul, para salvaguardar la labor, ya que así cuando se estropeaba la parte contraria al asta, se cambiaba por un nuevo tejido, sin tocar la parte de la corona, que sería sustituido cuando sufriera un gran deterioro.

Afortunadamente hay tanta documentación y tan detallada, que se defiende con facilidad la presencia del azul desde hace muchos siglos en la Senyera de Valencia.  Un azul que ha sido negado , vejado y denostado reiteradamente por los catalanes, que se han empeñado a negar esta realidad histórica, y decir que el azul fue un añadido puesto en la Senyera en la época del general Franco.
(Continuará...) 

2 comentarios: