jueves, 26 de marzo de 2015

El Puente del Mar (Puentes y pretiles de Valencia # 1 )

El refrescante puente del Mar.
- fotografía de J.Luis Vila Castañer - 
Paseando por la Alameda encontramos un puente llamado, Puente del Mar, una obra de cantería, formado por diez arcos ojivales rebajados de 15.50 metros de luz cada uno. Consta de una longitud de 160 metros y 8.35 metros de ancho.
Este puente es uno de los muchos que conecta la ciudad con la otra orilla del Turia. Fue construido a instancias de la Junta de Murs i Valls entre 1592 y 1596 con sillares de piedra - ya que el puente de madera o mampostería fue destruido por una riada del Turia en 1589 - por el cantero Francisco Figuerola, siendo virrey don Francisco de Sandoval y Rojas – el futuro duque de Lerma -  valido de Felipe III. Recibe el nombre de Puente del Mar, porque era el camino natural hacía el Grao o Puerto, donde procedían muchas de las mercancías que llegaban a Valencia por el mar.


Cuando se acabó en 1596 se acuerda la instalación de un casalicio – o templete – en cuyo interior se coloca una cruz “La Creu del Pont del Mar” y sobre el tejado unas imágenes de San Vicente Ferrer, San Vicente Mártir y San Juan Bautista. Pero en 1709 un rayo destrozó parcialmente el casalicio que fue recompuesto pero cambiaron la cruz por una imagen de la Virgen de los Desamparados obra de Francisco de Vergara el mayor en 1721. 

En 1677 se colocó un segundo casalicio con una imagen de San Pascual Bailón, frente al de la Virgen. 100 años después una riada deterioró ambos templetes por lo que la Fabrica Nova del Riu ordeno al escultor Francisco Sanchis, que restaurase la imagen de San Pascual y construyera otra nueva imagen de la Virgen de los Desamparados. Las imágenes repusieron en 1782. La antigua Virgen ira a parar al Colegio Imperial de los Niños huérfanos de San Vicente Ferrer donde la destruirían en la Guerra Civil en 1936. En el siglo XVIII se reformó el puente añadiendo los adornos de las bolas en las balaustradas y algunos bancos en los muros laterales. Aun así tanto por las diferentes riadas que cruzaron Valencia fueron renovando las esculturas que fueron  destruidas definitivamente de la Guerra Civil.

En junio de 1933 se convirtió en un puente peatonal tras la reforma de Javier Goerlich las grandes escalinatas onduladas que recuerdan las olas del mar, formadas por 17 escalones cada una y dos pináculos con bancos que adornan los flancos del puente.

En los años 40 el escultor José Ortells fue nombrado el encargado de esculpir una imagen de San Pascual Bailón y Vicente Navarro el de hacer una nueva Virgen de los Desamparados en mármol. Son las imágenes que hoy en día podemos contemplar.


Recientemente al ajardinar el viejo cauce del rio, se ha creado una gran estanque circular bajo sus arcos, donde podemos rememorar como sería la imagen del Puente del Mar en el pasado cuando fluía el Turia. 

Detalle del Puente
- fotografía de José Luis Vila Castañer - 

No hay comentarios:

Publicar un comentario